Mercedes Gil Y Montesino


Mercedes Gil Y Montesino

Lista

Contigo Sí Se Puede

Biografía

Mi trayectoria personal abarca varios ámbitos: laboral, académico, voluntariado y activismo. Combinando trabajo y estudio me forme en el ámbito de Gestión Económica Empresarial. En aquella época de juventud en que las oportunidades y la incertidumbre laboral no te garantiza un trabajo estable, el camino de la vida me llevó a comenzar estudios de Derecho. Mis padres de condición humilde, con su esfuerzo lograron que pudiera poder tener estudios y por ellos, que, en un momento de mi corta vida, me necesitaron más que nunca, renuncie a esos estudios. A pesar de ello, nunca han dejado que olvidara mis orígenes, mi compromiso social, y político con las personas desfavorecidas y en esta lucha diaria, estaré hasta que mi último aliento me lo permita. Siempre he intentado mantener una formación autodidacta, esta tenacidad me ha llevado a trabajar en ámbitos tales como jurídicos, financieros, asesoramiento de seguros, e incluso cajera de un supermercado. Durante tres años también estuve muy vinculada al ámbito sanitario, siendo coordinadora del servicio de emergencias médicas. Las experiencias laborales y personales han ido marcando mi implicación en movimientos sociales con los colectivos más desfavorecidos y en la lucha desde fuera de las instituciones para erradicar, lo que consideraba situaciones de injusticia social.


Motivación

Desafortunadamente, creo que hemos olvidado que no puede ganar una alternativa de izquierdas sino podemos seguir hablando de principios, de ideología, de clases sociales, y de los más importante de las luchas de esta sociedad que ha perdido esos referentes. La principal motivación que me lleva a presentarme junto a mi formación política podemos, es porque gracias a la irrupción de esta misma en las instituciones el bipartidismo se tambalea. Hasta dirigentes del PP o PSOE, corruptos comienzan a pisar las instituciones carcelarias. Eso es gracias al proceso que comenzó con las movilizaciones del 15 M, y quiero contribuir a que este paso se convierta y transforme en una candidatura de gente obrera, que represente la territorialidad y la realidad de construir una sociedad más humana, más justa y mejor. Estoy a favor de la unidad de izquierdas, como no podía ser de otra manera, pero en contra de procesos de convergencia en los cuales quede desdibujado en un magma indefinido ideológicamente y poco claro con sus ideas. Creo que, para poder convencer a las personas, debemos huir de la horizontalidad, porque desde que se ha maximizado esta idea, más se está tendiendo al hiper liderazgo.